Sivana Talks

Cómo elegir el colchón perfecto para los dolores de espalda.

Compartir:

El mejor colchón para los dolores de espalda.

Cuando sufres dolores de espalda, una gran noche de sueño puede marcar una grandísima diferencia.

Mientras dormimos, nuestro cuerpo empieza a trabajar y es cuando comienza a reparar nuestras células, así que prepararse para una buena noche de sueño y rejuvenecer mientras descansas. Si este proceso vital es generado por materiales naturales, el poder de recuperación celular se multiplica.

Encontrar el mejor colchón para nuestro dolor de espalda es una cuestión difícil. No todos los colchones ni todas las firmezas son las mejores para cada personas. Según afirman expertos quiroprácticos y especialistas en sueño, debemos de elegir el colchón y firmeza que mejor se adapte a nuestra postura de sueño y tipo de cuerpo.

Recomendaciones para elegir el colchón ideal para tus dolores de espalda.

Te ayudamos a cómo determinar el colchón bueno para aliviar tus dolores de espalda y consejos para dormir bien, mejorando tu recuperación celular.

Conoce tu posición ideal para mitigar los dolores.

Cuando se trata de escoger la firmeza, los especialistas recomiendan colchones con soporte para alinear la columna de forma natural, esto hará que el dolor de espalda se alivie. Cuando se trata de elegir el colchón, debemos observar cuál es nuestra postura preferida durante la noche, esto nos guiará en la dirección correcta.

Según los estudios médicos sobre el sueño, las personas que cambian de colchón y lo adaptan a su estilo de sueño, en periodos máximos de 12 semanas han notado una mejora significativa, reduciendo sus dolores de espalda y rigidez.

Firmeza del colchón.

Entonces, ¿cuál sería la firmeza óptima para varias posiciones?

El colchón ideal para personas que duermen boca arriba.

Los especialistas recomiendan una firmeza media para personas que tienden a dormir la mayor parte del tiempo boca arriba. Un estudio publicado por la Universidad Complutense de Madrid, determinó que las personas con dolor de espalda que dormían en colchones de firmeza muy alta, no mejoraban su calidad de vida, sin embargo, los usuarios que habían cambiado a firmezas intermedias, notaban un mejora constante en sus molestias lumbares.

El colchón ideal para personas que duermen de lado.

Es el estilo de sueño preferido por la mayoría de personas, además, es la postura propicia para nuestra columna vertebral. Para estos durmientes, podemos elegir un colchón de firmeza más suave, ya que la alineación de la columna será natural y perfecta. Las personas que tienden a dormir de lado sobre un colchón muy firme, pueden experimentar presiones incómodas en cadera y hombros, y por consiguiente, verse afectada nuestra calidad del sueño.

El colchón ideal para personas que duermen boca abajo.

Esta postura puede generar mucha presión y estrés en la zona lumbar y cuello, por lo que los expertos no recomienda dormir sobre esta postura. En cambio, si eres de los que no pueden dormir en otra posición, te recomendamos una firmeza alta en tu colchón, así evitaremos curvaturas molestas mientras dormimos.

El colchón ideal para dormir en pareja.

Cuando se duerme en pareja se suelen variar las posturas durante la noche, ya que nuestro acompañante de noche nos condiciona en la postura. En este caso, la mejor solución será un colchón de firmeza media. Una firmeza media da a los durmientes de lado suavidad y firmeza a las personas que duermen boca arriba y boca abajo.

Peso corporal.

El dolor de espalda y lumbar afecta al 80% de la población en algún momento de nuestras vidas. Las personas con mayor volumen y peso, tienen un riesgo mayor de padecer este tipo de dolores.

Si tienes un cuerpo grande, elige un colchón de firmeza media o, en su defecto, una firmeza alta para mantener la columna alineada de forma natural. Elegir un colchón resistente, a ser posible de látex perforado, ya que está especialmente diseñado para crear el soporte adecuado para cuerpos grandes.

Los mejores colchones para el dolor de espalda.

El principal valor a tener en cuenta para decidir el mejor colchón está en su interior, es decir, los materiales que lo componen. Según las últimas encuestas, la mayoría de españoles disponemos en casa del clásico colchón de muelles bonell. Los expertos en sueño, cada vez más, recomiendan el uso de colchones de látex y muelles ensacados, todos ellos compuestos por materiales naturales que, además de un soporte perfecto, nos ayuden de forma natural a rejuvenecernos mientras dormimos.

Si tiendes a tener calor mientras duermes, tienes que darle especial importancia a los materiales, ya que este calor provoca que demos vueltas y vueltas, lo cual ayuda a favorecer nuestros dolores de espalda. Materiales naturales como el algodón y la lana del Tíbet de los colchones Sivana, ayudan a mantener un equilibrio perfecto térmico y transpirable para evitar sudar por las noches. Los colchones de látex natural perforados ayudan a mejorar el flujo interior del aire y disipan el calor, todo lo contrario que colchones de espumas viscoelásticas, ya que estos absorben el calor y lo mantienen dentro.

Elige la almohada correcta.

No todo se basa en la elección del colchón. En el cuello se concentran todos los músculos relacionados con la espalda, por lo tanto, si tu cuello no descansa sobre el soporte perfecto, tu espalda tampoco lo hace. Los especialistas recomiendan una almohada de firmeza suave que respete una alineación correcta cervical. Las almohadas perforadas de plumón de pato y lana de merino te ayudarán a reposar tus cervicales de forma perfecta, además de mantenerte fresco en verano y caliente en invierno.

El precio no te ayuda contra tus dolores de espalda.

Un colchón que ayude a mantener nuestra columna alineada no ha de ser caro. La principal característica que deber tener es la comodidad, tanto para tu cuerpo como para tu mente. Si eres capaz de conseguir ese equilibrio, habrás encontrado tu colchón ideal.

Rompe tus ataduras y verás un mundo nuevo a tu alrededor. No tengas miedo de cambiar el tipo de colchón para probar y mejorar tu propia calidad de vida. No valores tu elección por el precio, valora tu elección cuando has probado el colchón y has conseguido descansar sobre él. Cada cuerpo se adapta de forma diferente al mismo colchón, encuentra el mejor para ti.

Mira el colchón como una inversión en salud, en calidad de vida, en felicidad. Este producto tan pequeño marcará la diferencia en tu jornada laboral, en tu vida, con tus amigos y familiares.

¿Qué calidad de vida quieres tener? De ti depende cuando quieres despertar.